jueves, 17 de mayo de 2007

¿Qué espera Ud. de la Asamblea?


Un precandidato ayer en Guayaquil decía a lo medios de prensa que el irá a la Asamblea para garantizar que los niños tengan un pan antes de ir a clases, que no haya desnutrición y otras cosas más.
Para mi esa no sería una Asamblea con poderes plenos, sino con súper poderes, porque desde mi humilde visión las precarias situaciones sociales no se cambian con leyes, sino con acciones y políticas concretas encaminadas a resolverlas, sino no sirve de nada en verdad.

La Constitución es un cuerpo legal, superior al resto, según definiciones simples en Wikipedia: Es la norma fundamental, escrita o no, de un Estado soberano, establecida o aceptada para regirlo. La constitución fija los límites y define las relaciones entre los poderes del Estado, estableciendo así las bases para su gobierno y organización de las instituciones en que tales poderes se asienten.

Para Hans Kelsen, padre del derecho constitucional en los sistemas como el nuestro En el sentido jurídico-positivo, la Constitución es un supuesto que le otorga validez al sistema jurídico en su conjunto, y en norma fundamental descansa todo el sistema jurídico.

Más claro, la Constitución es una norma general, amplia, que permite que se desarrolle el sistema legal y político dentro de parámetros básicos, que indica cómo se organiza el Estado, y que dificilmente puede o debe indicar que los niños antes de ir a clases deben desayunar.

Que se entienda bien, no es que no tengan derecho, pero si aceptamos poner temas tan específico en un texto constitucional, la gente siempre le verá la quinta pata, o buscará la forma de violar la Carta Magna, además para eso está el resto de cuerpos legales, así se puede redactar una ley que garantice el derecho a la nutrición en etapa escolar, y el reglamento a esta ley que detalle como se llevará adelante, pero no en la Contitucion, ya que estaríamos haciendo de una norma general y amplia un reglamento.

Aunque a muchos no les parezca el ejemplo, pondré uno que se da en la actualidad, ya que de por si nuestra Constitución es muy específica (y ahora quieren hacerla más): El amparo contitucional es un proceso jurídico que permite a quien lo alega detener la violación flagrante de un derecho, este si constitucional, no cualquier derecho. En nuestro medio se regula su celebración y todo lo demás en la misma Constitución, aunque también existe la Ley de Control Constitucional.

Se establece por ejemplo que se celebrará una audiencia en 24 horas, y se dictará sentencia en 48. Ese procedimiento debe estar en la ley y no en la Constitución, con ese detalle, en caso de que la institución fracase o se desarrolle la sociedad, ésta tiene amarradas las manos para actuar porque resulta que está en la Constitución, y así la norma no puede evolucionara la par. Desde mi perspectiva absurdo.

Si se deja en cambio un precepto de que los derechos establecidos en la Constitución son exigibles de tutela por parte del Estado en caso de violación flagrante, por los mecanismos previstos en la ley, la cosa cambia, porque se puede efectivamente darle respuesta legal a las necesidades en la materia que tenga la sociedad, sin que cualquier reforma sea incostitucional o en diez años tengamos que hacer otra asamblea constituyente.

Casos como este abundan en nuestra Constitución, y es por estoy por otros vacíos que se debe reformarla, pero no para hacerla peor pues. Nuevamente se presentó el Chino Gómez en la TV defendiendo su candidatura y alegando que va a defender al deporte y que tiene experiencia. Nestra Constitución ya da el derecho al deporte, y existe una ley en la materia, solo falta exigir que se cumpla y punto, en conclusión lo que este señor quiere ir a hacer ya se hizo y medio bien y es mejor que no vaya por si quiere complicar más el asunto.

Otro ejemplo, la conformación del TSE, la Constitucion solo debe prever la existencia de un organismo que organice y dirija las elecciones y dejar lo demás para la ley, así en caso de que nos equivoquemos de nuevo (la actual conformación del TSE con partidos político se aprobó en consulta popular), se puede cambiar la ley y no la Constitución, que sigue sirviendo con el pasar del tiempo.

Una Constitución amplia y general, se quedará así independientemente del gobierno, de su tendencia o de las políticas que aplique, le garantiza libertad de acción para gobernar siempre que no viole derechos fundamentales y la capacidad de adecuar leyes para el correcto funcionamiento de sus políticas, en la institución que existe para ello, el congreso. (Solo dependerá de nosotros escoger bien a los futuro diputados)

En consecuencia, mientras menos detalles más oportunidad de que dure más nuestra nueva Carta Magna, al menos para mi, de esta manera ahí solo debe constar la parte dogmática, es decir los derechos y garantías, que están más o menos bien en la actual, solo deben ser desreglamentados en el texto y pasar esos aspectos a una ley pertinente, y dar directrices básicas de organización estatal, independencia de funciones y establecer solo los aspecto necesarios para el funcionamiento del Estado (en eso si falla y bastante), lo demás es pura letra al viento, que con el tiempo se convertirá en la excusa para una nueva constituyente.

Sin embargo este es solo mi punto de vista, puede ser que alguien crea que se debe reglamentar más a la Constitución, en vez de poner eso en las leyes. Espero comentarios.

4 Guiños:

Escarlata Mix dijo...

me parece bien...

Escarlata Mix dijo...

Disculpa, Andrés, una bromita para comenzar.
En mi pais, cuando hay elecciones para el congreso, los diversos candidatos prometen mil y una cosas a los electores como si fueran presidentes, ya sea por demagogía o ignorancia de lo que su cargo ostenta. Lo malo es que crean falsas espectativas y descontento. Eso es lo que puede ocurrir ahorita con propuestas como las del Chino Gomez.
La Constitución es un marco legal, nada más. En base a ello salen las leyes y reglamentos, que no vayan en contra de la Constitución (supongo que en Ecuador, como en mi pais, hay un tribunal constitucional). Como ya dije en el blg de Diego, parece que la población confunde democracia con políticas de estado. Es lo que pasa cuando nadie hace cumplir las leyes. La gente piensa que no hay una ley que los proteja. O a veces son leyes absurdas, que en un principio suenan muy bien.
¿que hacer? educar... kilos y kilos de educación e información. Ya se ha visto que la gente ha elegido socialismo sin saber exactamente que significa esta.

j_major dijo...

- el presidente Correa ha criticado una de las tantas explicaciones detalladas de la Constitución: eso de que el presupuesto tiene que presentarse hasta el 30 de septiembre de cada año (o algo así). Para ser consistente, el presidente debería promover que sus asambleístas redacten una constitución breve y que el resto de reglas las pongan en las leyes cambiando el marco institucional. ahora, esto es supeusto el caso de que quiera ser consistente.

- no es cierto que, como dices, para desarrollar las instituciones "Solo dependerá de nosotros escoger bien a los futuro diputados", pues eso no depende ENTERAMENTE de los votantes, depende TAMBIÉN de un buene estatuto electoral, que no tuerza la voluntad popular ni aliente el planchazo ni aplique métodos de asignación de escaños no convenientes para la sociedad ni permita gasto electoral sin controles.

Cronista dijo...

Como dijo Escarlata mix, creo que pasa todo por un problema de educación. Tu formación legal te permite esbozar un criterio jurídicamente válido. Pero en la práctica, el común no entiende ni jota, porque en realidad no se los educó para que entiendan el poder y sus redes, sino simplemente para ser condenados a que trabajando tendrán pan. Se acabó. Por eso concuerdo con Escarlata. Mientras en la escuela le sigamos indicando que el niño héroe (CALDERÓN) sobrevivió a más de seis tiros y sosteniendo la bandera con su boca aún gritaba adelante... pues nada cambiará... Créalo maestro... nada