domingo, 14 de enero de 2007

Las ayudas de Lucio


Con gran admiración recibieron algunos la ayuda de Lucio Gutiérrez a la propuesta de la Asamblea Constituyente, y es que parece que el querido cachetón inclusive confundió a quienes alguna vez fueran feroces oponentes políticos, como el antiguo diputado social cristiano, y actual parlamentario andino auspiciado pero separado de esa tienda política Marcelo Dotti, (alguna vez lo calificó como tarúpido – tarado y estúpido -)quien en su espacio televisivo del canal Telesucesos felicitaba el patriotismo de Gutiérrez, y aplaudía comportamientos tan conciliadores, que con tanto halago se interpretaban hasta como desinteresados.

Ojalá sean así, pero lo dudo, y es que con tanto baile, camisetazo, ambigüedad, ausencia de una tendencia marcada y hasta posiciones como la de darle la espalda a la mujer que algún día (acertadamente o no) prometió acompañar en las buenas y en las malas y en todo lo demás, es preferible reservarse el beneficio de inventario para recibir las ayudas de tan folklórico personaje.

En el blog http://www.asamblea-blog.ec/ se detalla cuales han sido estos bailes, o como algunos justificadores de todo dirían, movimientos políticos. Tal parece que el ex dictador y presidente y dictócrata, aprendió muy bien la parte amoral de "El Príncipe" de Maquiavelo, aunque dudo que lo haya leído, pero se olvido de cuales son los fine que justifican los medios.

Así pues el día de hoy, en la simbólica posesión del Presidente electo, Rafael Correa, en la comunidad indígena de Zumbahua, avasalló al Coronel, puesto que al parecer Correa no cree en la bondad y sentido patriótico que alega Dotti, y así calificó al ex mandatario de traidor, en quien aseguró no se puede confiar, puesto que en cualquier momento puede cambiar de parecer, y seguidamente lo calificó textualmente (tomado de http://www.elcomercio.com.ec/): “ya ustedes saben, hay unos lobos que se quieren disfrazar de ovejas para también recibir el voto en esa asamblea. Así es, aquel que hace 3 días botó a su propia esposa (Ximena Bohórquez) del Congreso Nacional, porque ella, una mujer digna, apoyaba la asamblea. No crean que somos ingenuos, no confiamos en esas víboras. Cuidado después, para obtener el voto (para ser asambleístas), digan 'apoyamos a la asamblea'. La apoyan porque no les queda más, porque les da miedo, pero desde el inicio estuvieron en contra. Con esa gente, ni a misa, con traidores jamás compatriotas”.


De esta manera se ve claramente que las ayudas de Lucio no son bien recibidas, pero lo son, por el régimen, quien ni tonto las toma, pero como se anotó anteriormente, con beneficio de inventario, que bueno que por lo menos sea así tratándose de un personaje tan nefasto.

1 Guiños:

Carlos dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.