viernes, 2 de marzo de 2007

Para que gane la Asamblea se necesita el 50% de los votos totales.

Así lo manifiesta el Estatuto definitivo, postura que defendí levemente a través de un comentario expresado en el Blog especializado en el tema de la Asamblea: www.asamblea-blog.ec puesto que creo que es lo que debe procurarse, y lo fundamento aquí, viendo como el estatuto, en este punto busca legitimar el resultado que se consiga.

En caso de que se permita que la Asamblea gane con solo la mitad más uno de los votos válidos, pero esta hipotética cifra no alcance la mitad más uno de los votos totales, estaríamos legitimando una decisión minoritaria, puesto que para efectos de aplicar una decisión de consulta popular, es imperioso que la mayoría de la población que ejerció efectivamente su derecho al voto sea más que quienes directa o indirectamente desaprueban la consulta. Directamente la desaprueban quienes votan por el no, e indirectamente quienes votan nulo.

Para quienes dudan sobre esta posición fundamentándose en que la elección de Presidente y la de otras dignidades se gana solo con votos válidos, esto es porque en la práctica sería imposible en el caso de la elección de personas que se pida este particular, solo imaginemos que para alcalde de Guaranda se candidatizan cinco personas, ni siquiera con segunda vuelta en caso de haber rechazo de parte de la población se podría definir quien ocupa el puesto, es por esto que solo se consideran los votos válidos, para que bien o mal haya recambio en el poder, y los salientes no se perennicen aduciendo falta de legitimidad del ganador, o existan vacíos de poder.

Al régimen le conviene esto, puesto que de ganar abrumadoramente la consulta su actuación de estos meses, en los que solo ha estado de campaña, (o por lo menos mayoritariamente si) queden legitimados también, y luego no se los pueda señalar con el dedo diciendo que no han hecho nada por andar de campaña.

A quienes están (estamos) a favor de la Asamblea también les conviene, puesto que de ganarla, su posición será válida frente a los detractores de la asamblea, y por fin callará (o debería) a todas las voces que se han manifestado en contra del proceso aduciendo ilegalidad, inconstitucionalidad o arbitrariedad del régimen.

Quienes pierdan deberán aprender a perder, puesto que no se puede llorar toda la vida, y ver que si la mayoría absoluta del país está de acuerdo con la Asamblea deben también poner el hombro, no solo para que el proceso sea exitoso, sino para que su voz sea escuchada y tomada en cuenta también el momento de realizar los cambios al sistema actual, y para que por último si no ayudan que no molesten.

Por estas entre otras razones debemos apoyar para que la consulta se apruebe con el 50% de los votos totales, sin miedo, con decisión y desde ahora convenciendo a la ciudadanía que ya que nos vamos a subir a tren, debemos subirnos todos.

2 Guiños:

León dijo...

Saludos desde Venezuela. Estamos con ustedes, por que los Cambios que requiere nuestra hermana nación transcurran con el apoyo del pueblo. Si yo pudiera votar votaría SI. Todo el exito y nuestra solidaridad. Un fuerte abrazo.

Ludovico dijo...

Si no se vota el sí, compadre, estasmo jodidos!